En la Unesco: Ministra Aloha Núñez pronuncia discurso con motivo del traspaso de la presidencia del Mnoal a Azerbaiyán

En nombre del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, y del Pueblo y Gobierno Bolivariano de Venezuela, me es grato transmitirles un afectuoso saludo a todas las delegaciones del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) que nos acompañan hoy en esta Reunión Plenaria en la Unesco, realizada con motivo del traspaso de la Presidencia de nuestro Movimiento, en el marco de la 40ª sesión de la Conferencia General.

Nos encontramos actualmente en un momento crítico para el multilateralismo y el mundo moderno, con poderes hegemónicos que insisten en quebrantar el Derecho Internacional y la soberanía de nuestros pueblos. A la luz de estos eventos que se están replicando en distintas partes del mundo, es necesario que reafirmemos la vigencia de los principios de Bandung que guían la actuación del Mnoal.

Hoy son numerosas las naciones que sufren complejas realidades y desafíos socioeconómicos por la voluntad hegemónica de unos pocos. Al colonialismo político, que tanta sangre costó a mis hermanos y hermanas indígenas en América Latina y el Caribe, más de 80 millones fueron asesinados, que todavía afecta a pueblos originarios alrededor del mundo, le sucede hoy un colonialismo económico y cultural que pone en peligro la convivencia y la diversidad. Ese colonialismo, es la nueva forma de supremacía se manifiesta de múltiples maneras, desde guerras por recursos naturales hasta la aplicación de medidas coercitivas unilaterales, como las recientemente aplicadas por Estados Unidos contra Venezuela, las cuales impiden el disfrute de los Derechos Humanos de los venezolanos, incluyendo su derecho al desarrollo. De allí que reforzar la defensa de los derechos económicos, sociales y culturales, tal como lo ha asumido el Mnoal resulta fundamental en los tiempos históricos de hoy.

Estimados colegas,

Hace tres años, la República Bolivariana de Venezuela asumió el compromiso de llevar las riendas del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) durante el trienio 2016 – 2019, un período turbulento marcado por la incertidumbre y por los ataques al espíritu de concertación y convivencia pacífica en cada uno de los continentes del planeta.

Al asumir la presidencia, Venezuela se trazó tres metas muy concretas: i) afianzar la cohesión de nuestra membresía, sobre la base de la premisa de la “unidad en la diversidad”; ii) fortalecer la solidaridad entre los Estados Miembros del Movimiento, en el mejor espíritu de no alineamiento; y iii) avanzar en el proceso de revitalización del Mnoal, a fin de reafirmar su plena vigencia en la actual coyuntura internacional.

Hoy podemos decir con satisfacción que hemos cumplido con nuestros tres objetivos en los espacios de la Unesco. Hoy entregamos a la República de Azerbaiyán un Movimiento robustecido, que ha sabido mostrarse solidario y firme, que ha logrado asumir posiciones comunes, reafirmando así su relevancia y pertinencia, para infortunio de quienes pretenden invisibilizarlo.

El Mnoal, en el capítulo Unesco, ha logrado participar consistentemente en uno de los Órganos rectores más importante de esta casa, con una fuerte voz unificada, reafirmando siempre su compromiso como los mencionamos al comienzo, con los principios fundadores de Bandung.

Justamente sobre la base de la solidaridad, que es uno de los principios rectores de nuestro Movimiento, hoy deseamos ratificar nuestra amistad con Palestina, así como con todos los pueblos que sufren hoy, junto a Venezuela, los embates de la intolerancia y el supremacismo: ya sea Cuba, Siria, Libia, Irán o Zimbabue. Asimismo, en este momento y siendo yo representante de uno de los 44 pueblos originarios de Venezuela, es nuestro deber expresar solidaridad con el pueblo Boliviano y su legítimo presidente Evo Morales Ayma, quien por ser Indígena y velar por los derechos e intereses del pueblo ha sido víctima de un lamentable golpe de Estado.

Señoras y señores, queridos hermanos,

Venezuela, al culminar su presidencia, se despide con un mensaje de firme compromiso con la Paz, agradeciendo a cada uno de ustedes por habernos acompañado estos años en la creación de espacios de diálogo y discusión de ideas. Por supuesto seguiremos, como parte del Buró, trabajando con nuestro mejor entusiasmo para seguir avanzando por los caminos de la unidad en la diversidad. Celebramos que el cierre de nuestra presidencia se acompañe de una declaración sobre diversidad cultural, que surge del mandato expresado recientemente por nuestros Jefes de Estado en Bakú.

Hoy hacemos el traspaso de la Presidencia a la República de Azerbaiyán, que estamos seguros continuará trabajando de forma proactiva en la promoción de nuestros principios y la revitalización de este Movimiento. Para la nueva Presidencia, así como para todos ustedes, vaya nuestro abrazo profundo y nuestra convicción de seguir el camino del encuentro armónico entre nuestros pueblos.

Muchas gracias.

París, Francia, 18 de noviembre de 2019

Unesco Ministra Aloha Núñez pronuncia discurso con motivo del traspaso de la presidencia del Mnoal a Azerbaiyán